Atención centrada en la persona

Terapia de Estimulación Cognitiva


Ofrecemos un servicio especializado en Terapias No Farmacológicas desarrollando programas de estimulación en diferentes áreas cognitivas que se irán ajustando a los progresivos deterioros de las personas.

Intervenimos mediante el método tradicional de lápiz y papel que nos permiten diseñar tareas personalizadas y que tienen una buena acogida por parte de las personas mayores, con el objetivo de preservar las capacidades que se van perdiendo con la edad o enlentecer el deterioro cognitivo, en el caso de las demencias. 

 

El uso de las Nuevas Tecnologías es un gran aliado en la Estimulación Cognitiva y, se está fortaleciendo como herramienta terapéutica porque ofrece atractivas posibilidades como la pantalla táctil, auriculares, miles de ejercicios,...  Este tipo de intervención es una factor que les motiva por el hecho de aprender a utilizar una pantalla táctil.

Estimulación Funcional

Estimulación funcional para mantener a la persona activa, el mayor tiempo posible, en las actividades cotidianas (movilidad, alimentación, aseo, etc).

Actividades afectivas y sociales

Facilitamos un lugar de relación, ya que este perfil de personas tiene riesgo de aislamiento social.

 

Ocio y tiempo libre

Teatro, manualidades, juegos cooperativos,

pequeñas salidas, fiestas, etc.

 


Evaluación Neuropsicológica

Es un proceso que permite conocer el rendimiento cognitivo así como el estado emocional y conductual de las personas.

Incluye la exploración de las capacidad cognitivas (atención, memoria, lenguaje, praxis, gnosias, funciones ejecutivas), del nivel de autonomía de la persona en la vida cotidiana, y en su caso, la valoración del estado de ánimo, comportamiento y personalidad. Con la evaluación neuropsicológica, identificamos la existencia de áreas alteradas y el grado de esta alteración.

En AFA La Vega iniciamos con una entrevista clínica con el paciente y la familia, procedemos a administrar una batería de pruebas cognitivas estandarizadas y cuestionarios clínicos, analizamos los resultados y los recogemos en un informe neuropsicológico. Dicha evaluación se realiza previamente a Terapias de Estimulación Cognitiva, y posteriormente, cada seis meses se realizan evaluaciones neuropsicológicas de seguimiento.